lingotes y monedas de oro

Los precios del oro se afirmaban el viernes cerca de máximos de más de una semana, respaldados por un dólar estadounidense en retroceso y por la estabilización de los rendimientos de la deuda de Estados Unidos, mientras los mercados esperaban más datos económicos para estimar el ritmo de los próximos aumentos de tasas de interés.

El oro al contado subía un 0,1% a 1.823,28 dólares la onza a las 1100 GMT, después de haber alcanzado previamente un máximo de una semana de 1.828,92 dólares. Los futuros de oro de Estados Unidos aumentaban 0,1% a 1.822,80 dólares la onza.

El precio del lingote ha subido alrededor de un 1,5% en lo que va de la semana, la mayor alza desde la semana del 12 de noviembre.

“El hecho de que las cifras de inflación de Estados Unidos no fueran tan altas como se temía podría jugar a favor del oro”, dijo Michael Hewson, analista jefe de mercado de CMC Markets UK, y agregó que un dólar más débil y la caída de los rendimientos de los bonos durante la semana han ayudado al metal.

La gran prueba radica en si el oro puede moverse por encima de los picos de diciembre hasta el rango de 1.830 dólares y 1.835 dólares la onza, “porque ese ha demostrado ser un hueso duro de roer a principios de este mes”, dijo Hewson.

El dólar cayó a su nivel más bajo en más de dos meses, mientras que los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años enfrentan su primera caída semanal en un mes.

Entre otros metales preciosos, la plata al contado subía un 0,2% a 23,11 dólares la onza y estaba en camino a cerrar su mejor semana en dos meses.

El platino sumaba un 0,6% a 975,50 dólares la onza, mientras que el paladio bajaba un 0,9% a 1.871,68 dólares la onza.

Fuente: Reuters