petroleo-brent

El petróleo subió a más de US$85 el barril en Londres por primera vez desde 2018, el último hito en una crisis energética mundial que ha visto dispararse los precios.

Los futuros del Brent superaron brevemente ese nivel, antes de recortar algunas ganancias. La escasez de gas y carbón está provocando demanda adicional para los productos petroleros por parte del mercado eléctrico, y algunos bancos esperan que el cambio aumente más los precios a medida que se aproxima el invierno en el hemisferio norte. Se están empezando a agotar los inventarios y el centro de almacenamiento de crudo estadounidense de Cushing registró una caída inusualmente grande para la época del año.

China también emitió el esperado nuevo lote de cuotas para que sus refinerías privadas compren más crudo, impulsando aún más la demanda.

El Brent se dirige a su sexta semana consecutiva de alzas. Mientras la demanda aumenta debido a que las economías se recuperan de la pandemia, la oferta sigue restringida. El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, reiteró el jueves la necesidad de que la OPEP y sus aliados adopten un enfoque gradual y por etapas para restaurar la producción.

Es probable que los precios estén “respaldados por el aumento de la demanda mediante el cambio en el sector energético y por el hecho de que la OPEP+ se adhiera a un enfoque prudente para reactivar la oferta”, dijo Giovanni Staunovo, analista de materias primas de UBS Group AG. Los inventarios comerciales de petróleo están en su nivel más bajo desde 2015 en los países de la OCDE y es probable que caigan aún más, dijo.

Fuente: Bloomberg