Petróleo

Los precios del caían el jueves ya que los crecientes casos de coronavirus mermaban el panorama de la demanda y un aumento de la producción de la OPEP el mes pasado aumentaba la presión sobre sus valores, aunque las pérdidas eran limitadas por las esperanzas de un estímulo fiscal en Estados Unidos.

A las 1022 GMT, los futuros del crudo Brent caían 32 centavos, o un 0,76%, a 41,98 dólares por barril y el crudo West Texas Intermediate () de Estados Unidos bajaban 39 centavos, o un 0,94%, a 39,84 dólares.

“Se ha hecho evidente que el virus no ha sido contenido. Las tasas de infección están aumentando, el número global de muertes ha superado la marca del millón y el mundo se está volviendo un lugar sombrío una vez más”, dijo el analista Tamas Varga de PVM Oil.

Lee también:  El crudo cierra el primer trimestre lejos de la zozobra del 2020

Solo en Estados Unidos, la pandemia ha infectado a más de 7,2 millones de personas y ha dejado más de 206.000 muertos.

El aumento de la oferta de de la Organización de Países de (OPEP) también pesó sobre el mercado, luego de que su bombeo creció en 160.000 barriles por día (bpd) en septiembre respecto agosto, mostró un sondeo de Reuters.

El incremento se debió en gran parte a mayores suministros de Libia e Irán, ambos exentos de un pacto de recorte del bombeo de petróleo entre la OPEP y sus aliados liderados por Rusia, una agrupación conocida como OPEP+.

“El aumento de los suministros de OPEP+ pondrá en riesgo el esfuerzo de reequilibrio, ya que el mercado todavía está lidiando con una demanda débil”, dijo ANZ Research.

Lee también:  PETROPERÚ bloquea pase de ingreso a trabajadores de contratistas que incumplen normas sanitarias

Los precios recibieron un respiro gracias a los avances en las conversaciones sobre un paquete de estímulo en Estados Unidos. El gobierno del presidente Donald Trump propuso un nuevo paquete de estímulo por más de 1,5 billones de dólares.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que las conversaciones con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lograron avances sobre la ley de ayuda por el COVID-19, y la pospuso una votación sobre un plan demócrata de 2,2 billones de dólares para dar más tiempo para alcanzar un acuerdo bipartidista.