oro

Los metales preciosos registraron este martes fuertes pérdidas tras la noticia de que registró la primera vacuna contra el , que se llamará Sputnik V, lo que llevó a la venta masiva de estos commodities.

El repunte que llevó al a niveles récord por encima de los 2 mil dólares la onza se detuvo, y el metal refugio registró su mayor caída en siete años, después de que los rendimientos de los bonos se dispararon.

De acuerdo con datos de Bloomberg, la cotización bajó 4.58 por ciento, su mayor descenso desde junio de 2013, y se ubicó en mil 946 dólares la onza. En el caso de la plata, la caída fue de 10.98 por ciento, la más significativa desde marzo de este año, y se ubicó en 26.05 dólares la onza.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron, recortando las tasas reales negativas que habían apoyado al metal. Los réditos de esos títulos a plazo de 10 años avanzaron a su nivel más alto desde junio antes de un alza esperada de emisiones de deuda pública y corporativa.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se ubicó ayer en 0.65 por ciento, desde el 0.57 por ciento de la jornada previa, su mayor nivel en un mes.

“Ayer las tasas reales claramente subieron y eso es claramente lo que movió al a la baja”, dijo Michael Widmer, jefe de investigación de metales de Bank of America Merrill Lynch. “Tenías datos de precios al productor más sólidos y creo que cuando salieron esas cifras, el mercado tuvo otra mirada a las tasas y expectativas”, añadió.

Los analistas también atribuyeron el ajuste en el precio del metal amarillo a una toma de ganancias, luego de los elevados rendimientos que ha registrado, de 28 por ciento en el año, y señalan que las expectativas para el metal siguen al alza.

“Los inversionistas que buscaban una excusa para tomar las ganancias con sus apuestas alcistas del saltaron de emoción frente a la noticia de la vacuna en . No importó que esto haya sido algo telegrafiado o que los rusos solo hayan comenzado las pruebas de la fase 3”, indicaron analistas de Oanda.

“En realidad, nada ha cambiado para la perspectiva alcista a medio y largo plazo para el oro”, señaló Edward Moya, analista senior de Oanda, y estimó que en el corto plazo el metal volverá a negociarse en los 2 mil dólares.

Analistas de Banco Base indicaron que la baja en el precio del aurífero se trata de una toma de utilidades y es probable que hacia delante vuelva a subir, perforando el máximo histórico actual y dirigiéndose a 2 mil 200 dólares por onza, ya que este metal se ha visto favorecido por la incertidumbre y por los estímulos económicos de los gobiernos y bancos centrales.

Wall Street se desinfla

El apetito por activos de riesgo se ‘evaporó’ ayer radicalmente en Wall Street, a medida que los legisladores estadounidenses no han logrado un acuerdo para un nuevo paquete de estímulos que la Fed considera esencial. Luego de un desempeño positivo al inicio de la jornada, el Dow Jones finalizó con una pérdida de 0.38 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq retrocedieron 0.80 y 1.69 ciento, respectivamente.

En México, el mercado se desligo del comportamiento en Wall Street, y finalizó con una alza de 1.08 y de 1.14 por ciento, en el caso del IPC y del FTSE BIVA, respectivamente.

Fuente: El Financiero